sábado, marzo 26, 2005

José en Gran Hermano

Asi como un Guardia Civil abre el talonario de multas o amartilla la escopeta, así acomete José Puertas un blog.

Llevo unos dias siendo presa de una serie de revelaciones que me han hecho darme cuenta de algo que estaba oculto y sin embargo estaba. ¿Eh? Yo lo veo claro. Algunos de vosotros pensais que no existo. Que yo no soy yo. Sino otro. Pero a mi eso me parece una felación, una calumnia y un insulto. Ni más ni menos que eso. Sí. Porque ¿quién podría hacerse pasar por José Puertas? Nadie tendría ese valor. Jejeje. Qué osadía, qué plante. ¡Hey, toro! ¿Y quien podría imitar con tan buen hacer y tanta sabiduria a este varón sin par que tiene tanta sensibilidad por las cosas tiernas y bellas y a la vez bonitas? ¿Por este hombre que sin embargo es sensible, jejeje, pero a la vez viril y hasta diríase que macho? ¿Quién podría? ¿De qué forma? Es imposible. Nadie podría. Haría falta al menos una istitución. Como la NASA. Un colectivo de sabios. Y tendrían que estar espiándome dia y noche. Cuando duermo, cuando como, cuando estoy haciéndome pajillas. Claro que sí. Tendrían que ser omnipresentes, meterse dentro de mi mente calenturienta y asi achicharrarse entre tanto pensamiento profundo y tan profundo, JEJEJE. Habría cámaras en mi habitación y en el retrete y en la ventana de la vecina de enfrente. Siempre supe que esa vieja era una hija de puta. Quiza haya cámaras en las farolas. Y mi tio, ese malnacido, seguro que estaría comprado. Ese cerdo me haría una cosa así.

He pensado en ello. He pensado en ello y he bajado al videoclub a alquilar La vida de Truman. Ella estaba allí. Me ha mirado. Se ha hecho la dura pero he sido consciente de que me miraba. Y yo no le he dicho nada. Zorra, zorra. Ahora sufre por mi. Llora como mujer lo que perdiste como pelandrusca. Y ademas estas cogiendo quilos.
Esa torda se ha equivocado y en vez de darme esa pelicula tan sosa donde espían a Jim Carrey me ha dado la de un tipo que se cree Jesucristo. Pero no es. Jejeje. Asi que este blog no tiene criterio cientifico porque no he podido volver a ver a Jim Carrey. Pero a mi me pasa eso. Estoy seguro. Lo de internet es un invento más. Esta claro. Esa tia buena de grandes tetas que en realidad eran dos zagales que se comen los mocos. Esas presunciones de que yo no soy José Puertas. ¿Si yo no soy José, quien soy? ¿Quién quien? A ese argumento vuestro le falta mucho peso, jejeje. Y aun diría más. Si Puertas no es Puertas y entonces es otro, quien es el otro que se hace pasar por Puertas. Es muy duro esto. Muy profundo. Voy a reflexionarlo más.
Y ruego a esos canallas del correo que dejen de mandarme insultos. Ya cansa. Voy a pensar que no soy querido