lunes, marzo 21, 2005

El abuelo esta triste

Hoy os voy a escribir una carta. De Puertas a vosotros. Emulando a la Santa Teresa de "Cartas desde mi celda", que escribía desde la carcel de Calcuta, a donde los romanos la dieron con sus huesos por curar leprosos. Porque, como decía mi padre, "De la caridad vino la peste, hijo mio", cuando pateaba aquel pequeño y entrañable cesto de mimbre del ciego de la puerta de la iglesia, seguramente tejido por las curtidas manos de un abuelo tejedor de cestitos. O de un panadero. Seguro que el último. Uno así como melancolico. No deben quedar muchos. Ahora esas cosas las hace un chino que fuma ducados.

Creo que el genero episcopal es el más adecuado para reflectar esos pequeños momentos vespertinos de claridad meridional que mi alma encendida por el dolor. Ahí va. Preparaos. Ya.

Queridos amigos, queridos todos,

Desde las brumas de mi soledad os escribo, portando un mensaje a mis espaldas. "¿Un mensaje sobre qué?"clamareis seguramente, amiguitos mios. No es mi intención soliviantaros. Ni teneros enagüas. Así que no me demoraré más. Hoy he visto qué es el Amor, con una lucidez septemtrional. No sé si conocéis ese estado de ánimo en el que los seres especialmente sensibles se ven acariciados por los flujos del universo. Si ¿verdad? Yo sé que sí. Porque vostros sois como Puertas. Nos une algo. Algo que nos hace diferentes a los demás. Porque los demás no son como nosotros. Y eso nos hace diferentes. Y yo os reconozco al mirar vuestras blancas pupilas. ¡Lo veo! Estáis ahí, ¡agazapados! ¡sensibles ante el desaliento! ¡llenos de amor! Cuánto os amo a todos. Muuuuucho. ¡Así!.

Pero no os confiéis. Algunos de los que parecen de los nuestros, gente de amor y de buenas costumbres, de elevados sentimientos, oprimidos por la sociedad decadente de la sociedad, no lo son. En realidad son un producto inalienado del mundo urbano. Extraños jinetes que portan desidia y rencor en su pecho desnudo. El horror. ¡El horror! El terror moral hecho carne de cirio y cera chorreante. Eso no es el amor. Pero a la vez lo es. Jejeje.

Debéis saberlo. Porque sé que sois lectores de Dostoievski. Y ellos piensan que nos pueden utilizar para infectar nuestras mentes con publicidad subliminal de Torrente 3. Torrente 3. ¡Esa puta basura! Yo me revelo contra todo lo revelable ante esta evidencia que os posteo en forma de imagen infame. Me revelo. ¡A tomar por culo todo!. Dostoievski convertido por las malas artes de los capitalistas burgueses en un Santiago Segura de tres y cuarto.

Sin embargo, las mentes privilegiadas de todo sacan provecho. Y estando yo en pleno fervor de mi indignación moral, vislumbré una conclusión sibilina y vespertina. Y meridiana. Como el mediodia. Igual que Dostoievski es en realidad el gordo de mierda de Santiago Segura, el amor es algo parecido. Uno ve intelectualidad y elevados sentimientos. Ve panaderos con arrugas y con la cara del abuelo de heidi, amasando la masa con sus manos artesanales mientras le cuenta cuentos a un niño gallego de grandes ojos curiosos que juega con una cometa de colores y mira las montañas. Todo eso lo ha sentido cualquiera que se haya enamorado. Pues el amor en realidad es otra cosa. El abuelo tiene las manos sucias porque ha cagado detrás de la cabaña y no tenía con qué limpiarse. El niño no le hace ni puto caso cuando le cuenta las batallitas. Qué cabrón. El amor es una gorda con estrías y varices. Es un tipo que hace películas malas. El amor tiene la cara de Santiago Segura. Pues José os dice con voz clara y rotonda: ¡A LA MIERDA EL AMOR! ¡A LA MIERDA!


Os quiero.
Besos a todas.


Solo os puedo ofrecer una cosa: La verdad. Sin tapapujos.

2 Comments:

Anonymous Trini said...

Chico no sé que decir, me has dejado sin palabras en realidad hoy, precisamente hoy y sin que sirva de precedente te doy la razón, pero que nadie más que tú lo sepa por qué a ver que pinto yo opinando tal que tú del amor y escribiendo poemas al amor y al desamor? menudo papel, mis fans se quedaran decepcionados así que, sólo por hoy lo diré ojalá esta tarde o mañana cambie de opinión pero hoy lo grito ¿El amor es una mierda!

Hola gracia spor tu visita a mi blog espero que pases más de una vez por allí. Un beso

2:47 p. m.  
Blogger Cati said...

Yo creo q es la primavera....pq ultimamente nos ha dado a todos por hablar de el (para bien o para mal).
Me ha gustado mucho tu post....me quedo por aqui leyendo el resto.
Un besote.

7:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home