jueves, febrero 10, 2005

Ufano. Puertas. Yo.


Amigos cordiales. Amigas invisibles. Tengo que decir algo a todos. Vuestro héroe, Puertas, se ha enamorado. Ha caido, como un ceporro. Como un perro, babea. Como un mandril… Jejeje. Estaba escrito en los astros que no podia fallar con esto de internet. Fallar. Jejeje. Fallar.
Nos alegramos por él. Oh, sí. Ciertamente. Vaya que sí. Enhorabuena. Desde los ochenta no conocia estas sensaciones. Basta ya de mojar la almohada. Y no como Onofre, eso no, malpensados. La almohada. Llantos intempestivos, porque José lloraba. Como un hombre. Solo. Pero ahora ha conocido a alguien de interne, jejeje. Una mujer de una pieza. Como una estatua de madera de un indio que hay enfrente de un bar en mi barrio. Si. Pues esa mujer, esa hembra impar, se ha conmocionado al conocer los secretos de Puertas. Al leer lo que El escribe con la ex pontaneidad que le caracteriza. Pobre tortola, como la entiendo. Yo tambien soy una hemorragia de satisfaccion.
Todo comenzó hace unas semanas cuando ella le envio un correo. Un email, jejeje. El creyo que se trataba de una pirada, pero no, oh no. Nada mas lejos. Cuanta cordura y saber estar. Ella escribia guarradas y proposiciones indigentes. El reia deleitado. Me reia yo, veridicamente, porque soy yo José Puertas el que os esta escribiendo esto. No os lieis. Yo me reia. Puertas se reia. ¿Esta claro? Pues ellos dos sentian placer y gozo viril al saberse deseados. Como tiene que ser. Pues claro.

Poco a poco fueron intimando. Palabras aquí, palabras alla. Nada que ver con el af eir con la guarra del videoclub. Ella respondia. Es una criatura de lo más salada. Y me llama caramelito. Eso es amor. Me dijo que se ha rasurado por mi. No se que hizo, pero lo hizo por mi. Estoy que exploto. Quiso llamarme, pero supe que si lo hacia mi pecho estallaria con convulsiones, con autenticos rebuznos de felicidad. No podria articular palabra. Me senti insultante de alegria. Timidamente me rogó que no plocamara nada publicamente ¡pero diablos! Si Juan Carlos de Inglaterra lo dice a los cuatro vientos, Puertas no ha de esconderse. ¡Ni en el más remoto de los sueños! José Puertas no tiene esos pampanos. Yo antes que el.
Asi que me confieso abiertamente. Soy enamorado, os miro con ojos de borrego que contiene media sonrisa. Y pronto la vere. Porque es de Compostela y no tiene dinero para verme, pero si le mando un poco bajara hasta aquí y haremos el amor como… Como gente que hace el amor, jejeje. Estoy hablando con mi tio, pero me da igual, si no le convenzo le robaré a ese mezquino para traer a mi amada. Nada puede oponerse a la fuerza del corazon, lo he leido. Aunque pienso que el infarto si que puede, pero nada más. Y pronto sere José Puertas Orgasmico. Jejeje

2 Comments:

Blogger Fénix said...

Hermoso relato. Aguas menores casi me hago. A la próxima me rasuro la cabeza, vamos.

11:12 p. m.  
Blogger tormentadeletras said...

mi puertitas!!
te deseo que seas un puertas..multiorgasmico!!!!!!!!

y si...haz lo neesario,para lograr la consumacion!!!!

brisssassssssssssssssssss

6:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home